¿Qué es mejor un plato de ducha o una bañera?

Una de las reformas más demandadas desde hace ya un tiempo, es el cambio de la bañera por un plato de ducha.  La ducha se ha impuesto durante la última década a la bañera, que ha quedado algo anticuada. Sin embargo, en muchos casos sigue siendo mejor tener una en casa. Si estás en ese momento en el que tienes que elegir entre ducha o bañera, te ayudamos a decidir.

Ducha, tiempo y comodidad

Poner un plato de ducha en nuestro baño se ha convertido en los últimos años algo realmente habitual. En construcciones nuevas, ya ni se plantea poner bañera. En casas antiguas, se ha ganado a pulso el título de la reforma más demandada. Esta multitud de ventajas es lo que ha decantado la balanza:

  • En un mundo tan frenético como el nuestro, el tiempo es oro, cada segundo cuenta en nuestros ajetreados días. Para darse una ducha rápida, el plato de ducha es lo mejor para todos nosotros, sin tiempo de poder tomarnos un baño relajante la mayoría de los días.
  • Otro de los motivos más claros es el ahorro en agua que supone, ya que llenar la bañera frecuentemente va a aumentar nuestro gasto mes a mes. Además, en el momento en el que nos encontramos, debemos ahorrar en recursos naturales al máximo.
  • Cuando la agilidad empieza a ser un problema, se agradece no tener que pasar dificultades para entrar en la bañera. Si hay personas mayores en casa o si piensas en el futuro, una ducha es lo más seguro y cómodo para los problemas de movilidad.
  • Una bañera de tamaño normal ocupa un gran espacio en el baño, cosa que en casas normales con baños pequeños puede ser un obstáculo. Un plato de ducha ocupa menos espacio, por lo que nuestro baño ganará en amplitud para movernos más fácilmente o colocar algunos armarios.

Bañera, ideal para familias

Las bañeras eran muy habituales en los baños de todas las casas hasta hace bien poco. Sin embargo, a pesar de la utilidad de los platos de ducha, siguen siendo imprescindibles para muchas personas. Estos son los principales motivos:

  • Relajación. Tener una bañera puede ser ideal para liberar el estrés de nuestro día a día. Darse un largo baño relajante es un lujo al que muchas personas no quieren renunciar, por eso siguen apostando por la bañera.
  • Niños. Las familias con niños en muchas ocasiones prefieren la bañera, ya que por algún motivo los niños no suelen colaborar mucho durante el baño. Una bañera se convierte en un espacio de juego para ellos, facilitando así la tarea.
  • Lavadero. En ocasiones, necesitamos lavar grandes prendas como mantas, cortinas o edredones nórdicos que no caben en la lavadora. En esos casos, la bañera se convierte en un lugar donde podemos lavar todas estas cosas sin tener que acudir a una lavandería.
  • Elemento de diseño. La bañera se ha convertido en ocasiones en un elemento de diseño muy elegante para el baño. Muchas personas prefieran la estética retro y la personalidad que proporciona una bañera al frio aspecto de las duchas.

Baño o plato de ducha, tú eliges

Al final no es mejor ni una cosa ni otra, sino que depende de tus necesidades y gustos. Sea cual sea tu elección, si quieres cambiar la bañera por un plato de ducha en Tarragona, o a la inversa, puedes contactar con Limpseur. Tenemos una gran experiencia haciendo este tipo de trabajos, llámanos y te daremos un presupuesto sin compromiso.

Abrir chat
Si tienes cualquier duda estaremos encantados de intentar darle solución. 👌👍