En Limpseur somos conocedores de los problemas de atascos que tienen muchas comunidades de vecinos en sus edificios. El mal uso de los desagües y la falta de mantenimiento de las tuberías, acaban provocando atascos indeseados que pueden acabar inundando sótanos, parkings o locales. Por ello, a continuación, te daremos algunos consejos de cómo evitar atascos en comunidades y edificios.

No lances toallitas al WC

Este es uno de los mayores problemas que nos encontramos en la actualidad. El uso de toallitas húmedas en el baño produce la mayoría de los atascos, no solo en bajantes comunitarios, sino incluso en las grandes tuberías de las ciudades. Os dejamos una noticia del aumento de atascos en Tarragona por culpa del fenómeno de las toallitas. Leer aquí.

A pesar de ser biodegradables, imagina la cantidad de toallitas que se pueden lanzar durante un día en una comunidad de vecinos. Al final, el exceso de estas acaba formando un tapón que el agua no puede mover, produciendo el pertinente atasco. Lo mejor es no desechar toallitas por el WC si queremos librarnos de este problema.

La cal y el detergente, los otros enemigos de los bajantes

Este es un problema que se produce a largo plazo por el uso de detergente en las lavadoras y la cal propia que contiene el agua. Si las tuberías de nuestro edificio no reciben un mantenimiento adecuado, la cal y los restos de detergentes se van acumulando en los bajantes de manera perpetua.

Sin nada que deshaga estos restos tan comunes, estos, se van acumulando hasta formar un tapón imposible de deshacer solo con agua. Esto acaba provocando un atasco que necesita de ayuda profesional para que todo vuelva a la normalidad. Por eso tener un servicio de mantenimiento es tan importante.

Tuberías con poca inclinación

Otro de los motivos por los cuales se puede producir un atasco es a causa de un mal cálculo de la inclinación de las tuberías. Esto puede provocar problemas a la larga, ya que se pueden ir depositando distintos restos que acaban formando un tapón impenetrable.

Si sospechas que alguna tubería no tiene la inclinación suficiente o ya os ha dado problemas, lo mejor es contactar con profesionales que puedan resolver este inconveniente. Habrá que cambiar la inclinación de la tubería problemática añadiendo algún tipo de pieza que le dé la pendiente necesaria, eliminando de una vez por todas los atascos en ese punto.

Sumideros y arquetas sucias

Para evitar atascos en las comunidades, tenemos que mantener los sumideros de terrazas y zonas exteriores en perfectas condiciones. Es importante que estos, estén libres de hojas, polvo u otros tipos de desechos para que no se forme un atasco. Cuidado con introducir un palo en ellos en caso de atasco, pues podemos romper la tubería y producir un auténtico desastre.

También provocan grandes problemas los atascos en arquetas comunitarias. Estas, son las encargadas de conectar las tuberías del edificio con el alcantarillado municipal. Si no hacemos un mantenimiento adecuado, los distintos residuos se van acumulando hasta que la arqueta acabe por colapsar. Es entonces cuando se produce el temido desbordamiento de las aguas fecales.

Mantenimiento de tuberías y bajantes en Tarragona, la mejor manera de evitar atascos

Como pasa con casi todo en esta vida, un buen mantenimiento puede evitar la mayoría de problemas de atascos. Ya lo decían nuestras abuelas: “Mas vale prevenir que curar”. Si estás buscando un servicio económico de mantenimiento de tuberías en Tarragona, contacta con Limpseur. Si se trata de una urgencia, llama al 699 066 389 y acudiremos rápidamente.

Abrir chat
Si tienes cualquier duda estaremos encantados de intentar darle solución. 👌👍